Blogia

La chica de las gafas de pasta y el blog que no quería serlo

Más de un año después

Vuelvo a escribir en este blog. Bueno, quizá debería decir que actualizo de nuevo, porque el texto no es mío. Es, como supondréis, "El Manifiesto"

Manifiesto en defensa de los Derechos Fundamentales en Internet

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que…

1.- Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2.- La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3.- La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4.- La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5.- Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6.- Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7.- Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8.- Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.

9.- Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10.- En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Este manifiesto, elaborado de forma conjunta por varios autores, es de todos y de ninguno. Si quieres sumarte a él, difúndelo por Internet.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Constitución

Constitución

Habría mucho, mucho que decir sobre nuestra Carta Magna. En especial, sobre alguno de sus aspectos. Pero Manel Fontdevila, ilustrador del diario Público, me ha conquistado con su viñeta de hoy.

Grande!

 

Un post para el Memo

Un post para el Memo

No retomo este blog con un texto propio. Está tan abandonado el pobre que me temo que no notará la diferencia. Es cierto que añoro la costumbre de pensar algo cada día, escribir, publicarlo, pero de momento no me da para más la vida.

Sin embargo hoy he encontrado en Facebook (qué otro mundo!) un manifiesto que reproduzco aquí. Si queda algún lector o lectora en este blog y le apetece unirse, sólo tiene que ir a la web. Al resto, espero que al menos le interese. Porque además, y como he firmado, creo que si algo podemos hacer para crear un mundo mejor es trabajar por una sociedad más informada, con sentido crítico y de la justicia. Para cualquier periodista esto es más que una obligación, es un deber moral. O debería serlo.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos debe ser el marco ético del periodismo.

 

El derecho a la información es una condición fundamental para el desarrollo pleno de la democracia, así como para que los ciudadanos puedan opinar y actuar libremente.

 

Los periodistas y las empresas periodísticas deben contribuir a que se respeten los derechos humanos, y su labor debe poner de manifiesto todas sus violaciones.

 

Las nuevas tecnologías amplían las posibilidades de acceso a nuevos medios de comunicación: democratizan el derecho a informar y a ser informado, y favorecen el desarrollo del periodismo desde el enfoque de los derechos humanos.

 

La independencia de los periodistas es vital para la sociedad y el periodismo es un servicio público a los ciudadanos que no puede estar sometido a intereses políticos o económicos particulares.

 

La defensa de los Derechos Humanos es una de las tareas primordiales del periodismo y los periodistas no podrán ejercer su labor si sus propios derechos humanos son vulnerados.

 

Gijón, 18 de Julio de 2008

 

Menos mal

Menos mal

... que todavía quedan valientes.

Viva El Jueves!

Ay... más vale tarde que nunca

Ay... más vale tarde que nunca

Ya conocéis todos mis ideas, así que el que se sorprenda o indigne dos trabajos tiene. He encontrado esto en otro blog, y aquí os lo dejo. Como dice el título, ya sé que voy tarde, que el día correcto es el 14 de abril, pero bueno... no deja de perder vigencia ni, en este caso, belleza.

Salud!

 

Actualizando

Aunque no lo parezca. Muchos meses después seguimos con lo mismo. Hoy no he podido acudir a la manifestación, no estaba en Zaragoza, así que recuerdo que este blog, y quien lo firma, sigue siendo anti-OTAN. Aunque luego me llamen trasnochada

Indignada

Indignada

Ya sé que hace un siglo o más que no escribo. Trabajo mucho. Pero esto de hoy me ha dejado indignada. Jo, qué poco sentido del humor tiene este país

 

Ni periodismo ni nada

Nuestro mundo está desorientado. Casi nadie piensa en lo que hace o en por qué vive así. La falta de reflexión es un hecho evidente, pero también es un descanso mental, y no será este blog un sitio desde el que se ataque a nadie. Cada cual que haga lo que pueda, que yo consejos vendo y para mí no tengo.

Sin embargo, y ahora que el futuro camina casi más rápido que yo, sólo pienso en que no quiero convertirme, nunca, en algo así. Y soy perfectamente consciente de que nunca es una palabra muy grande. Pero esto está mucho más allá de todo lo permitido.

Lo cuenta, como tantas otras cosas, Escolar

Esto no es periodismo

Lo cuentan en ABC:

"Laura Vega no pudo impedir que un medio de comunicación se «colara» en su habitación en la Unidad de Daños Cerebrales de una clínica de Madrid para tomar fotografías de su estado físico. No lo pudo impedir porque está en estado vegetativo, en coma, desde el 11-M. Laura no pudo, por tanto, pedir a los representantes de «El mundo» que abandonaran su habitación, que respetaran su intimidad y su voluntad de no querer salir en ningún papel. Desde aquella fecha, Laura depende de dos enfermeras y de su familia las veinticuatro horas del día.

Ayer, en el Tribunal, su hermano denunció los hechos. El pasado 11 de marzo, con motivo del tercer aniversario de la matanza, «El mundo» sacó, sin su consentimiento y en un amplio reportaje, dos fotos de Laura «en su situación actual» y «aportaba datos y valoraciones sobre ella y mi familia que no se correspondían con la realidad», según el testimonio de su hermano. El día del reportaje dos periodistas se habían colado en el hospital asegurando al director del centro que querían hacer un trabajo sobre las Unidades de Daños Cerebrales de España. Cuando la información, que evidentemente no respondía a lo que «El mundo» había dicho, se publicó, el hermano de Laura se puso en contacto con la periodista que la firmaba y la explicación que ésta le dio, según el entorno del joven, es que Laura «era un personaje público».

 

Ignacio Escolar | Abril 19, 2007 11:04 AM

Cerrado por derribo

Sí, el blog ha estado cerrado por derribo, pero vuelvo para el último empujón.

El patio (político) está cada día peor, así que, inevitablemente, algo se dirá por aquí. Quienes criticaron el blog dijeron de él (y de quien lo escribe), que "la calidad es aceptable, especialmente en los temas en los que la autora está especialmente sensibilizada", así que desde aquí me disculpo para los errores futuros y las excesivas soflamas, que me temo que las habrá.

Para empezar con buen pie dejo unos versos de Eduardo Galeano que, como me decía Fran el otro día, dan ganas de seguir caminando en los tiempos más oscuros.

 

Utopía

 

Ella está en el horizonte.

Me acerco dos pasos, ella se aleja dos pasos.

Camino diez pasos y el horizonte se corre diez pasos más allá.

Por mucho que yo camine, nunca la alcanzaré.

¿Para que sirve la utopía?

Para eso sirve: para caminar.

 

Eduardo Galeano

Que me lo quitan de las manos!!!!

Lectores y lectoras del blog:

Por si acaso alguno no me habéis oido hablar del programa ficticio que grabamos el pasado mes de enero en el Taller de Radio del máster, ahora ya no tenéis excusa para no oirlo (y poder disfrutar de carcajadas gratis, que somos novatos novatísimos y se nos nota un montón). Manu, el "copresentador" de Caleidoscopio que es todo talento ha conseguido colgarlo en su blog. Si os apetece, ya sabéis donde estamos.

Los componentes del equipo de redacción y locución de Caleidoscopio son:

Fernando de Meer

Guillermo Pemán

Jaime Oriz

José Vicente Herrero

Lorena Giménez

Manuel del Diego

y Cristina Pérez

Salud!

 

Technorati rules!

A ver si consigo hacerlo funcionar..


Technorati Profile

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Hemeroteca

hemeroteca.

(Del gr. ἡμέρα, día, y -teca).

 

1. f. Biblioteca en que principalmente se guardan y sirven al público diarios y otras publicaciones periódicas.



Real Academia Española © Todos los derechos reservados

 

Hemeroteca es también el arma de la libertad, que muestra la capacidad asombrosa que tienen los políticos de hundirse ellos solos, aunque en días como hoy parece que no nos damos cuenta.
Escolar (en su magnífico blog, al que os recomiendo visita diaria si es que no lo conocéis) recuerda a Aznar quién es, por mucho que se esconda y se desdiga.
No puedo expresar con claridad y nitidez lo que pienso de la oposición que está haciendo el partido popular. Sólo puedo decir que me avergüenza, me duele, me entristece y me preocupa. No se puede permitir este constante ejercicio de crispación.
Y lo peor de todo es que no sé qué más hacer, aparte de lamentarme...
(De aquí, de Escolar)

Pancarteros

“La política no es cosa de agitación, sino de ideas. No es cosa de pancartas, sino de proyectos”.

“La oposición no se hace, ni mucho menos la alternativa, agarrándose a la primera pancarta que pasa por la calle”

“Se ha intentado sobrepasar al Gobierno no por las urnas sino por la presión de la calle”.

 

José María Aznar, año 2003

------------------

"Su único proyecto es el aprovechamiento de las tragedias que se han producido en los últimos años en España, y eso les ha llevado a la pancarta. Eso es insuficiente para gobernar.¿A quién echarán las culpas de las tragedias que sucedan? Su gran problema es que no tienen proyecto, sólo se aprovechan de las tragedias ajenas.

Jaime Mayor Oreja, 11 de junio de 2004

------------------

"En este país cualquier payaso es libre de enhebrarse a una pancarta y protestar por lo que quiera, pero 25 años después de la conquista de un régimen de respeto y tolerancia, es inadmisible que bandas de haraganes con alcohol en el aliento campen por sus respetos, haciendo la ronda y vociferando al modo de los sturmtruppers, entre insignias y banderas, para señalar con el estigma de «esquirol», y si es posible darle su merecido, a todo aquél que no se pliegue a sus designios."

Pedro J. Ramírez, 23 de junio de 2002

Al final del túnel

Al final del túnel

Es de sobras conocido que quien más sabe de libros en el micromundo de Blogia es el Pequeño Iconoclasta. Así pues, quienes como yo no hayáis leído El Túnel de Ernesto Sábato podéis mirar  este post y ya, si os atrevéis, fiaros de lo que dice.

Yo sólo pretendo comentar la adaptación teatral de El Túnel que se representa estos días en el Teatro Principal de Zaragoza. Como casi siempre ocurre en este blog, y sabiendo además que la crítica (cinematográfica o teatral) no es uno de mis géneros periodísticos favoritos, haré lo que buenamente pueda. Y ya sabéis, como siempre: crítica constructiva, por favor

Héctor Alterio mueve masas. Cuando hace un par de años dio vida a Claudio, el público zaragozano le concedió una ovación larga, cálida, entregada. La ovación más impresionante de todas cuantas he visto en el Principal, y eso que dicen que Zaragoza no es plaza fácil.

"Yo, Claudio" llegaba a la ciudad avalada por la crítica y el público. El cartel de la función, en la que aparecía el protagonista sobre un fondo tan azul como sus ojos, levantó gran expectación, y hubo lleno en casi todas las sesiones. Estrenada en el Festival de Teatro Clásico de Mérida, "Yo, Claudio" tenía otra baza a su favor: la exitosa serie televisiva que se había adaptado del mismo texto de Robert Graves. Era, en definitiva, una función atractiva, con un texto más o menos conocido por el gran público y un cartel con un protagonista de primerísima fila.

Sin embargo, El túnel, no cuenta con ninguna de estas bazas a su favor. Aunque Alterio nunca decepciona, la obra no es tan conocida y el tema es  muy complejo. El túnel narra cómo el pintor Juan Pablo Castel asesinó a su amante, María Iribarne, que contaba con el privilegio de ser la única mujer que comprendió su obra.

Dicen quienes han leído la novela que no se refleja en la adaptación teatral la dureza y la frialdad de los personajes ni en sus actitudes ni en sus parlamentos. Héctor Alterio, encarnando al pintor Castel,  da vida de forma magistral a un individuo obsesivo, paranoico y hasta peligroso, que no soporta la idea de amar y ser amado, y que no hace más que justificar su deseo de soledad a través de infames teorías y sospechas sobre su amada. Quizá es ella uno de los grandes problemas de la obra. Rosa Manteiga, que da vida a María, se presenta como una muñequita caprichosa y persuasiva, no como una amante que día tras día ve minada su confianza y su relación. La actriz, sin embargo, no acaba de dar el salto interpretativo que, escena tras escena, le propone Alterio. Desacertada en el vestuario y en el registro, no consigue dar profundidad a su personaje.

Los otros personajes que, en teoría, ayudan al protagonista a contar la historia son Allende y Hunter, esposo y cuñado de María (a los que da vida Paco Casares, correcto en sus interpretaciones) y la criada y la prima de los señores Allende (a quienes Pilar Bayona también pone en escena con corrección). No sé hasta qué punto son necesarios esos secundarios, al menos tal y como se nos presentan. Dice el autor que intentó dar ciertos matices de comicidad a una obra que, en su mayor parte, es profundamente triste, y que, quizá, hubiera sido más correcto adaptar en forma de monólogo. Las escenas finales dan al espectador una idea de cómo hubiera sido El Túnel contado únicamente por el gran Alterio.

Pero quizá es una estrategia de mercado. Anoche, quienes asistieron a la función se reían en momentos de la obra verdaderamente dramáticos, empujados, imagino, por la locura que parece estupidez en las discusiones de la pareja. En definitiva, El Túnel, esa dura novela, se acaba convirtiendo en un drama que avanza a saltos, y que desilusiona ligeramente al espectador por su puesta en escena.

El texto, por otro lado, es profundamente conmovedor y da lugar a la reflexión. Un pequeño análisis a posteriori deja entrever la profunda soledad, incomunicación e incomprensión en la que vive Juan Pablo Castel y que es perfectamente extrapolable al individuo contemporáneo.

Claudio, el emperador que se creyó Dios, no era más que un viejecito chiflado al acabar la función. Pero Juan Pablo Castel puede ser, cualquier día, uno de nosotros, y a lo mejor eso también contribuyó a que el aplauso del público fuera mucho más frío anoche.

Quizá no lleguemos a matar -afortunadamente casi nadie lo hace- pero sí vivimos en un mundo solitario y cobarde que, de forma inexplicable, nos hace seguir luchando por sobrevivir. En palabras de Ernesto Sábato, "las desilusiones, la miseria humana, el fracaso, la deslealtad, todo eso es cierto, y sin embargo nada nos amedrenta, y seguimos luchando, después de todo y a pesar de todo. Como si estuviéramos sostenidos por una paradójica metafísica de la esperanza".

VII Seminario de Solidaridad Política

VII Seminario de Solidaridad Política

Como cada año se organiza en la Facultad de Filosofía y Letras el Seminario de Solidaridad Política. Este año las conferencias se agrupan bajo un título de lo más sugerente "Las cosas como son. Entre el circo y el estertor" y tratarán temas como los mitos de la Unión Europea, los acontecimientos de Oaxaca o la actuación de Estados Unidos en Oriente Medio.

Como bien dicen sus organizadores, "es un proyecto construido desde abajo y a la izquierda". El año pasado tuve el placer de asistir y comprobar que las conferencias fueron todo un éxito, que la gente se sigue moviendo y que el debate en foros como este es "como debe ser", abierto, plural y con respeto entre todas las partes.

Intentaré ir a ver, como poco, a Carlos Taibo, y contaré aquí en cuanto pueda cómo va discurriendo el ciclo. De momento, os dejo con su cartel de esta VII edición.

C.

 

No está el país para mucho más, así que...

probemos con la poesía a ver si funciona. 

Pablo Neruda escribió Walking Around en 1920. Quizá no es mi poema favorito de toda su obra, pero es el que necesito leer en días como hoy. También son altamente recomendables los que contiene el Libro de las Preguntas (y más en la edición ilustrada por Isidro Ferrer)

WALKING AROUND

Sucede que me canso de ser hombre.
Sucede que entro en las sastrerías y en los cines
marchito, impenetrable, como un cisne de fieltro
Navegando en un agua de origen y ceniza.

El olor de las peluquerías me hace llorar a gritos.
Sólo quiero un descanso de piedras o de lana,
sólo quiero no ver establecimientos ni jardines,
ni mercaderías, ni anteojos, ni ascensores.

Sucede que me canso de mis pies y mis uñas
y mi pelo y mi sombra.
Sucede que me canso de ser hombre.

Sin Embargo sería delicioso
asustar a un notario con un lirio cortado
o dar muerte a una monja con un golpe de oreja.
Sería bello
ir por las calles con un cuchillo verde
y dando gritos hasta morir de frío

No quiero seguir siendo raíz en las tinieblas,
vacilante, extendido, tiritando de sueño,
hacia abajo, en las tapias mojadas de la tierra,
absorbiendo y pensando, comiendo cada día.

No quiero para mí tantas desgracias.
No quiero continuar de raíz y de tumba,
de subterráneo solo, de bodega con muertos
ateridos, muriéndome de pena.

Por eso el día lunes arde como el petróleo
cuando me ve llegar con mi cara de cárcel,
y aúlla en su transcurso como una rueda herida,
y da pasos de sangre caliente hacia la noche.

Y me empuja a ciertos rincones, a ciertas casas húmedas,
a hospitales donde los huesos salen por la ventana,
a ciertas zapaterías con olor a vinagre,
a calles espantosas como grietas.

Hay pájaros de color de azufre y horribles intestinos
colgando de las puertas de las casas que odio,
hay dentaduras olvidadas en una cafetera,
hay espejos
que debieran haber llorado de vergüenza y espanto,
hay paraguas en todas partes, y venenos, y ombligos.
Yo paseo con calma, con ojos, con zapatos,
con furia, con olvido,
paso, cruzo oficinas y tiendas de ortopedia,
y patios donde hay ropas colgadas de un alambre:
calzoncillos, toallas y camisas que lloran
lentas lágrimas sucias.

Pablo Neruda

El Tribunal Supremo haciendo de las suyas

A medio camino entre la sorpresa y la estupefacción leí la pasada semana este artículo de El País que relataba la absolución de una curandera que, en primera instancia, había sido condenada por estafar a una familia de un enfermo de cáncer terminal.

Me pidieron un artículo de opinión para el taller de digital y acepté la acertadísima sugerencia (gracias :*) de escribir sobre el tema. Está escrito demasiado rápido, así que como siempre os pido que no seáis crueles con las críticas, sólo constructivos.

 Y UN PÁJARO

A juicio del Tribunal Supremo, “se considera que no existe estafa cuando el sujeto pasivo acude a médium, magos, poseedores de poderes ocultos, echadoras de cartas o de buenaventura o falsos adivinos, cuyas actividades no puedan considerarse como generadoras de un engaño socialmente admisible que origine o sean la base para una respuesta penal.

En estos casos se considera que el engaño es tan burdo e inadmisible que resulta inidóneo para erigirse en el fundamento de un delito de estafa".


Así pues, según los magistrados, el ciudadano medio español está suficientemente preparado para no dejarse engañar por curanderos, magos y demás personajes, pero parece también que ninguno de los miembros del Tribunal Supremo ha vivido en su familia una enfermedad terminal como la que vivieron los denunciantes. Tras oír hablar de los supuestos poderes de la curandera, que fue declarada culpable en primera instancia, los familiares acudieron a su “consulta”. Tras ver una fotografía del enfermo, les pidió 18.000 euros y un pájaro, al que iba a sacar los órganos que tenía el enfermo con metástasis. Para poder entregar la cantidad los hijos solicitaron un préstamo que aún hoy están pagando, y cuando la situación familiar se complicó, ya que una de las hijas cayó enferma, la curandera aseguró que “le había pasado la enfermedad del padre”.
La Justicia es ciega, dicen, pero la aplican personas, con sus fobias y sus filias. Es cierto que casi todos sabemos que el cáncer no se cura con magias o encantamientos, pero también debemos reconocer que, ante una situación tan desesperante, es humano recurrir a cualquier solución posible.
El problema, a mi juicio, radica en la concomitancia entre la moral, la ética y la justicia. Nuria Montero Gallardo, la supuesta curandera, estafó a los familiares de un enfermo terminal de cáncer y la Justicia parece culparles a ellos por confiar en todos los medios a su alcance, fueran o no los más correctos. Quienes aplican la Justicia son hombres y mujeres, y desde luego que no son infalibles. Sin embargo, a veces parece que se les olvida que también son seres humanos como los demás.

Por si acaso...

Yo no creo en el periodismo ciudadano, pero como parece que se está poniendo de moda dejo esto aquí, no sea que alguien tenga aspiraciones.... 

Código de Conducta de Periodistas Ciudadanos

1. No debe publicarse información imprecisa, sesgada o distorsionada.

En caso de hacerlo debe ser inmediatamente corregida. Los hechos deben ser claramente distinguidos de las conjeturas.

2. Los medios deben contrastar la información y dedicar suficientes recursos a verificar la información antes de publicarla.

3. Los medios preferirán la información de los periodistas profesionales a la de los ciudadanos cuando ambas estén disponibles.

4. Los periodistas ciudadanos recibirán el pago apropiado.

5. Se respetarán los derechos de autor de los reporteros ciudadanos y su material no será entregado a terceros sin su consentimiento o citación judicial.

6. Los medios defenderán la integridad de las obras y no las alterarán.

7. Los medios no darán garantías irreales sobre las consecuencias de la publicación de las informaciones.

8. No se solicitará información que pueda poner en riesgo a los colaboradores no profesionales.

9. No se ofrecerá material a otros medios que no haya sido verificado y contrastado.

10. Los medios harán publicidad de este código para su conocimiento general.

Perfil

Perfil

En el máster todo se aprende por el método "ensayo error". Bueno, creo que casi todo en la vida se aprende así. Hoy el tema era hacer un perfil, y como parece que están de moda los Héroes (yuju!) he intentado hacer uno de Bunbury.

Ahí va, no seáis crueles.

C

Aquel chico rarito

Enrique Bunbury es un hombre coherente  y lleno de contradicciones. Es odiado y adorado a partes iguales. Sus detractores le acusan de defectos que él mismo ha reconocido previamente y a sus seguidores no les importan sus extravagancias. Bunbury puede tocar tan sólo dos canciones en un concierto, como ocurrió hace unos años en Zuera, y no pasa nada. Es él, es así, y quienes le conocen y le aman lo saben de sobra.

El chico rebelde, desmelenado y caótico que hace veinte años formó una de las bandas de rock más importantes del país es, ante todo, un gran músico. Junto a los demás miembros de Héroes del Silencio compuso auténticos himnos: “Entre dos tierras”, “Iberia Sumergida”, “Maldito Duende”, “Sirena Varada”... Hay una generación en España y en Latinoamérica que es capaz de cantar de principio a fin estas y otras canciones. Los conciertos de la última gira de Héroes, grabados y reeditados en DVD (Héroes es la gallina de los huevos de oro de su compañía) dan buena muestra de ello. Recintos absolutamente llenos y un público entregado, y eso que la banda sólo grabó cinco discos de estudio: Héroe de leyenda; El mar no cesa; Senderos de traición; El espíritu del vino; Avalancha. Enrique Bunbury pasó de ser “un chico rarito” de Zaragoza a una estrella del rock and roll, y ese parece ser un cambio difícil de asumir.

Sin embargo, este frenesí no se ha dejado ver en sus canciones.  Las letras de Héroes nunca fueron vacías o banales. Si algo define a Enrique Bunbury es la reflexión. No es raro verle en la ciudad (en una de esas temporadas que no se esconde) leyendo tratados de filosofía. Bunbury es también “un hombre potencialmente de fe”, o así se define. Educado en colegios religiosos, ha “coqueteado” con otras religiones pero se confiesa esencialmente cristiano, aunque no católico. Quizá sea ésta otra clave para entenderle, para comprender sus canciones y su funcionamiento.

            Durante su etapa de “héroe”, sus cambios de aspecto (casi uno por disco) daban idea de la agitación en la que vivía y vive Bunbury. La ruptura con la banda se materializó en un corte de pelo. Adiós a la melena, adiós a los Héroes. Volvió el Enrique menos comercial, más introspectivo. Algunos en Zaragoza todavía recuerdan aquel concierto de versiones de Elvis que dio en el Centro Cívico Delicias al poco de desaparecer los Héroes.

            La música obsesiona y define a Enrique Bunbury y además no lo esconde. Tras abandonar Héroes del Silencio, con todos los problemas y tensiones de la última gira,  su carrera dio un giro. El grito “héroes, héroes” molestaba a Bunbury tanto que, durante un tiempo, no soportó ni siquiera escucharlo. Grabó en solitario “Radical Sonora”; “Pequeño Cabaret (Ambulante)”; “Flamingos”; y “El viaje a ninguna parte”. En todos estos álbumes investiga la “universalidad” de la música, mezclando tangos, blues, cante jondo y rancheras... Quizá su punto álgido en esta fusión se vivió en la gira del Pequeño Cabaret Ambulante, con la que volvió a recorrer España y Latinoamérica sumido en un éxito abrumador.

           Enrique Bunbury es un hombre de pasiones y de modas que se reinventa de forma constante. Si en un disco recuerda a Bob Dylan, en otro parece querer ser un nuevo Jim Morrison. Es a la vez iconoclasta e iconódulo. El hombre lleno de contradicciones asoma de nuevo. Viaja mucho pero no encuentra su lugar.

           Sin embargo, Enrique Bunbury es y será siempre de Zaragoza, y eso confiere carácter. La ciudad a la que un día definió como “el mejor lugar para ver crecer a tus hijos”, la misma que le definía a él como “un chico rarito”, le espera con los brazos abiertos. Esa Zaragoza, que siempre es la misma, ansía que llegue el próximo día 12 de octubre, y no porque sea fiesta grande, que lo es, sino porque verá el regreso más esperado de los últimos años. Los Héroes del Silencio diez años después. Vuelven y lo hacen a lo grande.

 

Eterno retorno

Blogia parece volver de su viaje al Hades (¡y menos mal!). 

Por otro lado, y sin lugar a dudas, el regreso que mejor nos ha sabido a muchos esta semana ha sido éste....

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Me gusta Zaragoza

Me gusta Zaragoza

Los domingos son días extraños. Las ciudades, al menos esta, sucumben a un sueño raro que hace que apenas haya gente por la calle. Quien no ha salido la noche anterior aprovecha su único día libre para dormir, leer o "hacer nada", que es un vicio como otro cualquiera. Así pues, podría decirse que convocar una manifestación el domingo por la mañana era una apuesta algo arriesgada.

Los jóvenes, dicen, no nos interesamos por nada. Ni por la política, ni por la situación municipal, por nada. Dicen (los mayores) que como cuando ellos eran jóvenes, nada. Que sólo nos quejamos, y que no tenemos razón para hacerlo. Que lo tenemos todo.

Claro

Un piso que podemos pagar; un trabajo con un sueldo digno y cierta esperanza de continuidad; un mundo que apenas tiene problemas o crispación; una situación política que no da vergüenza ajena...

¿Verdad?

Soy consciente de todos mis privilegios. Afortunadamente, he nacido en el lado menos malo del mundo. Soy una mujer de 23 años que tiene el lujo de poder estar, todavía, estudiando. He tenido casa, comida y educación hasta ahora. Pero eso no significa que "lo tengamos todo". Vivimos otro momento, con otras preocupaciones. Y como se ha demostrado esta mañana no pasamos de todo.

La manifestación de hoy era "Por una cultura de la paz en Zaragoza", porque no queremos ser la sede de una pseudobase de la OTAN, porque no queremos más militarización de la ciudad.

Y allí había mucha gente, muchos jóvenes. Asociaciones de barrios, partidos políticos, familias, niños, mayores... un poco de todo. Pero ese poquito hacía una cifra nada desdeñable, digan lo que digan los medios, locales y nacionales. Mientras yo estaba enfrente del paraninfo, la cabecera estaba a la altura del monumento al justicia. Y eso no son "cientos de personas"

 Zaragoza quiere ser una ciudad de paz.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres